Esta web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia de navegación.

Vale Leer más
donfolio@donfolio.com 957 411 903
Blog - Don Folio

El proceso de revisión de textos

Publicado el 13 de febrero de 2017.

El proceso de revisión de textos - DonFolio

Hoy traemos a nuestro blog algunos consejos que seguro que te van a resultar útiles si tienes entre manos la elaboración de un TFG, un TFM, una Tesis Doctoral, un Proyecto Docente o cualquier otro escrito que vas a presentar en breve.

Por nuestra experiencia de tantos años, te puedo decir que la mayoría de las veces, cuando ves tu trabajo impreso por primera vez , el resultado es muy distinto al que creías ver en la pantalla de tu ordenador.

Y te preguntarás por qué ocurre esto. Las razones son muchas: la ansiedad por ver tu trabajo terminado, la falta de tiempo, el cansancio…, pero sobre todo lo aburrida que resulta la tarea de corregir un texto, más aún cuando es largo y ocupa cientos de páginas.

Por muy meticulosos que seamos, siempre se nos escapará una tilde, una coma, un espacio, un error gramatical que sólo se hará visible cuando lo veamos impreso en el papel.

Así que aquí te vamos a dejar unos trucos para intentar que esos errores en el proceso de revisión de textos sean los menos posibles y no te lleves una sorpresa.

Espero que te sean de utilidad.

 💡 Crea una lista con los distintos tipos de errores.

Si hay algo que nos va a ayudar en cualquier trabajo es la organización, así que lo primero es crear una lista con las cosas que hay que revisar:

Errores ortográficos.

Incorrecciones gramaticales.

Errores en la maquetación

Lo primero que hay que hacer una vez terminado el texto es la corrección ortográfica.

Puedes usar el corrector ortográfico pero la última revisión siempre debe ser la tuya, no te fíes de ningún programa con revisión ortográfica automática pues suelen tener errores.

Todos solemos tener algunos errores que cometemos una y otra vez, así que conviene prestar atención especial a ellos.

Es aconsejable también tener las reglas gramaticales a mano para despejar posibles dudas.

 💡 Imprime el texto para corregirlo.

Es mucho más fácil corregir un texto en papel que en la pantalla del ordenador.

Leer en papel es más efectivo que leer en pantalla porque la pantalla de un ordenador es muy cansada y corrigiendo en ella se nos escaparán muchos más errores que si lo hacemos sobre el papel, así que imprimir un borrador es muy útil.

 💡 Pídele a otra persona la corrección de tu texto.

Hay un refrán que dice que cuatro ojos ven más que dos; nada más cierto.

Alguien que lee por primera vez tu texto observará los errores con mucha más facilidad que tú porque nuestra mente tiende a autocompletar lo que hemos escrito y leído una y otra vez, así que la ayuda de alguien ajeno puede ser muy valiosa.

 💡 No tengas prisa

Y ya que estamos de refranes, aquí tienes otro: las prisas nunca son buenas consejeras.

Sabemos por experiencia que al final el tiempo es lo que siempre nos falta, por eso, a la hora de planificar tu trabajo es imprescindible dejar un tiempo lo suficientemente amplio para la revisión.

Una vez escrito el texto, deja pasar un tiempo antes de la primera revisión.

Cuando leemos varias veces un mismo texto, se nos hace tan familiar que es muy difícil corregirlo, pero si dejamos pasar unos días, nuestra mente estará despejada y leerá lo que realmente hemos escrito y no lo que creemos que habíamos escrito.

Sería una buena idea también leer el texto al revés, así el contexto no interferirá a la hora de identificar errores.

En Don Folio tenemos una gran experiencia en la impresión y encuadernación de Tesis, TFG y TFM, por eso, conocemos de primera mano lo duro que resulta el proceso de corrección y revisión de un trabajo.

En palabras de Thomas Jefferson: “Yo creo bastante en la suerte y he constatado que, cuanto más duro trabajo, más suerte tengo”, así que ¡ánimo!

El proceso de revisión de textos

Deja un comentario